Tipos de Sidra (Denominación de Origen Protegida)

La Sidra de Asturias DOP se puede hacer en uno de los tres estilos, Sidra Natural (en rama o tradicional), Natural (filtrada) o Sidra (espumosa).

Las tres están hechas de mosto obtenido a partir de la manzana fermentada, su color, aroma y sabores varían dependiendo del método de elaboración y el uso de variedades de manzanas.

Sidra Natural tradicional

En rama se elabora a partir de las 22 variedades.

COLOR: Amarillo pajizo con ligeros tonos verdosos y dorados
AROMA: Limpio y con obvias notas de manzana
SABOR: Intenso y refrescante astringencia que lleva a sabores amargos persistentes y equilibrados
MARIDAJE: Quesos grasos, atún, mariscos, pollo

Sidra Natural filtrada

Esta sidra natural ha sido filtrada y estabilizada, en su elaboración se desprende un ligero carbónico y se utilizan las variedades de manzana autorizadas por el consejo regulador.

COLOR: Amarillo alimonado con un tono averdosado y brillante con micro burbujas.
AROMA: De mediana intensidad frutal, vegetal y oral, notas a manzana y albaricoque.
SABOR: Suave y fresca acidez con un persistente retrogusto amargo.
MARIDAJE: Ostras, anchoas, pescados frescos y carnes curadas.

Sidra Espumosa y filtrada

Su carbónico natural procede de la fermentación, elaborada de la mezcla desde 5 variedades hasta las 22

COLOR: Amarillo pálido con lenta formación de unas burbujas de notable intensidad.
AROMA: mediana intensidad, delicada fruta y ligeras notas de madera.
SABOR: seca y refrescante, excelente equilibrio entre acidez alcohol y cuerpo.
MARIDAJE: todo tipo de aperitivos y postres.

 

Pulsa para apoyar la candidatura "Cultura Sidera asturiana como patrimonio inmaterial de la humanidad"

error: ¡¡ Este contenido está protegido !!